A partir del 20 de marzo de 2020 y por el Decreto 297/20, todo el país ingresó en un período de

aislamiento social, preventivo y obligatorio.

¿Qué significa?

Que no podés salir de tu domicilio o alojamiento en la Ciudad más que para proveerte de

artículos esenciales, como alimentos, artículos de limpieza y medicamentos.

Si no cumplís con estas normas, estás cometiendo un delito.


En caso de haber viajado a un país donde circula el virus o haber tenido contacto con

algún enfermo, debés permanecer durante 14 días en aislamiento.

Y si además tenés algunos de los síntomas, llamá gratis al 107


Para más información, mandá un correo electrónico a turismo@buenosaires.gob.ar

Parrillas de Buenos Aires
¿Alguna vez viste una parrilla porteña desde adentro? ¡Recorrela!

Sin dudas, la carne es la protagonista de la gastronomía argentina, en donde se comen casi 50 kg al año por persona. Por eso la mayoría de los turistas que llegan a Buenos Aires, extranjeros o argentinos, buscan las mejores parrillas para saciar su curiosidad (y su estómago).

En la actualidad las parrillas tradicionales conviven con las más modernas. ¿Cómo reconocerlas? Las primeras siguen con sus braseritos que llegan a la mesa cargados de cortes de carne o con sus platos de acero tradicional. Las segundas sumaron otros cortes de carne a los tradicionales como el asado y el vacío. Hoy en día, el ojo de bife (bife ancho), la entraña, la tapa de bife ancho y la tapa de cuadril son presencias habituales en los menús de las parrillas. Estas siguen evolucionando y representan uno de los íconos más fuertes de la gastronomía argentina, para los argentinos y para el mundo.

 

Mirala en 360º

 
 

Cortes de la carne de vaca

Los cortes de carne vacuna en la Argentina son muy diferentes a los de otros países. Aquí, una guía para reconocerlos.

 

El parrillero o asador

Así como el chef es la clave de cualquier restaurante, en el caso de las parrillas, el asador es el protagonista. Él es el encargado de preparar el asado, sea autodidacta o profesional, y quien cuida el punto de cocción para que la carne no se cocine demasiado rápido y quede cocida por fuera, pero bastante cruda por dentro. De todas maneras, cada comensal es diferente y algunos prefieren comer a carne “a punto”, cocido por fuera y un poco menos por dentro, y otros la prefieren “cocida”, con más tiempo en las brasas.
El asado se prepara disponiendo inicialmente la cara más grasosa de las carnes mirando a las brasas. Si el asado es con hueso, se coloca primero este lado. Generalmente la carne se come acompañada con diversos tipos de ensaladas y también de papas fritas.

 

Te puede interesarEl asado, un ritual que nos define.


 

Besares Parrilla Urbana

La gran parrilla, a la vista e iluminada, es la protagonista del salón.

Cabaña Las Lilas

Carne de primera calidad y gran selección de vinos para acompañarla.

Club El Don

Además de los cortes de carne tradicionales, ofrece muy buenas entradas.

Don Julio

Obtuvo el puesto 21 de los “Mejores 50 Restaurantes de América Latina” en 2016.

Don Zoilo

Platos abundantes y mozos de oficio que saben orientar al cliente.

Ecoparque

El antiguo Zoo de Buenos Aires, transformado en un Ecoparque interactivo, educativo y ambiental.

El Desnivel

Es el clásico bodegón con parrilla del barrio: familiar y ruidoso.

El Ferroviario

Tiene porciones muy abundantes y precios lógicos.

El Mirasol de Boedo

Un histórico restaurante que abrió sucursales en otros barrios.

El Obrero

A principios del siglo XX, los obreros inmigrantes podían comer ahí a precios accesibles.

El Pobre Luis

Creada por un uruguayo, ofrece especialidades de su país como las pamplonas.

El Rosedal

Más de 18.000 rosas decoran este espacio verde de ensueño.