El Mirasol de Boedo

Un histórico restaurante que abrió sucursales en otros barrios.

Un lugar con historia que ofrece al visitante un viaje en el pasado y cuya ambientación se mantiene desde sus inicios. La empanada frita de la casa es imbatible. Las mollejas y los chinchulines de cordero expresan sabores que no son fáciles de encontrar en la ciudad. El matambre de la casa, la entraña entera, el asado especial, el baby beef de 1 kg, la colita de lomo son algunas de las especialidades de este restaurante. Tiene 7 variantes de papas fritas y 14 combinaciones de ensaladas. Cuenta con sucursales en Recoleta y Puerto Madero.

Fecha de inauguración: 1967
Especialidad: chinchulines/mollejas de cordero, matambre, baby beef, brochette de lomo y molleja
 

 

BOEDO 136

Filo

Una de las pizzerías italianas pionera en Buenos Aires.

Gran Parrilla Crámer

Se destaca por sus provoletas y variedad de brochettes

Gran Pizzería José

Primero fue un pequeño local y luego se transformó en gran pizzería

Grappa

Una amplia esquina de Palermo con mesas para sentarse afuera.

Happening

Un restaurante elegante que ofrece carne de calidad y excelentes guarniciones.

Jardín Botánico Carlos Thays y Biblioteca Infantil de la Naturaleza

Un espacio para sumergirse en una aventura ecológica para toda la familia.

La Cabaña

Por su primer local pasaron celebridades como Sophia Loren.

La Cabrera

Un lugar que creció rápidamente por la calidad de su comida.

La Carnicería

Un restaurante pequeño para paladares refinados.

La Choza De Gascón

Una clásica parrilla porteña con platos abundantes y postres para golosos.

La Dorita de Enfrente

Una parrilla con ambientación de bodegón que tiene varias sucursales.