A partir del 20 de marzo de 2020 y por el Decreto 297/20, todo el país ingresó en un período de

aislamiento social, preventivo y obligatorio.

¿Qué significa?

Que no podés salir de tu domicilio o alojamiento en la Ciudad más que para proveerte de

artículos esenciales, como alimentos, artículos de limpieza y medicamentos.

Si no cumplís con estas normas, estás cometiendo un delito.


En caso de haber viajado a un país donde circula el virus o haber tenido contacto con

algún enfermo, debés permanecer durante 14 días en aislamiento.

Y si además tenés algunos de los síntomas, llamá gratis al 107


Para más información, mandá un correo electrónico a turismo@buenosaires.gob.ar

El Puentecito

Para degustar unas típicas rabas, suprema a la Maryland y postres como el Don Pedro.
El Puentecito es un testimonio arquitectónico y culinario del Buenos Aires portuario desde 1873. Nació como pulpería, a pocos metros del Riachuelo –por donde cruza un puente que une la Capital con la provincia de Buenos Aires– y con el tiempo fue un despacho de bebidas y un almacén, hasta convertirse en el tradicional bodegón que es hoy en día. De estilo de época y bien barrial, El Puentecito es un clásico porteño. Cada uno de los detalles está perfectamente cuidado y suman a la experiencia: sillas thonet, mesas con manteles blancos y cobertores de cuero, bandejas de metal plateado y paredes cubiertas de fotos antiguas y banderines. Anotá las mejores opciones: omelette de alcauciles, costillas de cerdo a la riojana, mejillones a la provenzal, rabas y asado de tira El Puentecito. De postre: flan casero, queso y dulce o la tarantella. El bodegón no aceptan reservas, ni tarjetas. Los fines de semana se recomienda llegar temprano para evitar la espera.
Todos los días, de 8:00 al cierre.