San Antonio

Su secreto es que la masa está siempre recién amasada.

La historia de San Antonio está vinculada a la del maestro pizzero Pablo Mamoyka, un panadero de la provincia del Chaco que llegó a Buenos Aires en los primeros años 60 del siglo pasado. Pablo empezó a trabajar en San Antonio y a partir de ese momento no abandonó su lugar. Aquí se amasa hasta diez veces por día. La masa es siempre nueva, elástica y vital. Los ingredientes son de calidad y se destaca la fugazzetta de la casa que es reconocida por su notable altura, que puede llegar hasta los cinco centímetros.

Fecha de inauguración: 1954
Especialidad: pizza tradicional porteña al molde
 

 

BOEDO AV. 1505

1893

Tiene un menú con 31 variedades de pizzas.

36 Billares

Un lugar emblemático de la Buenos Aires del siglo XIX.

Angelín

Desde 1938 hacen poca variedad de sabores y muy buena fainá.

Babieca

Un restaurante tradicional, muy concurrido por público gay a la medianoche.

Banchero

Su nombre se asocia a la creación de la fugazzeta.

Bar del Hotel Alvear

Es un lugar tradicional de Buenos Aires, elegante y distinguido.

Bar El Colonial

Este edificio conserva algunos ladrillos de la época colonial, hechos con barro y paja secados a horno.

Bar El Estaño 1880

Café y restaurante del barrio xeneize, enraizado en la zona desde 1880.

Bar El Federal

El edificio donde se encuentra El Federal, en el corazón de San Telmo, data del siglo XIX.

Bar The Brighton

Recomendable para aquellos que quieran recrear el ambiente de la “Belle Époque” porteña.

Burgio

El local conserva la misma esencia que en 1935.

Café El Banderín

Un café histórico que cumple una doble función: también es un museo de banderas de fútbol.