Café Olimpo

Inspiró su nombre en el equipo de fútbol que jugaba justo en frente…

Este tradicional bar de barrio nació en 1950 e inspiró su nombre en el equipo de fútbol que jugaba justo en frente.

Todas sus instalaciones contienen recuerdos. En sus paredes puede apreciarse una rica exhibición de piezas de automóviles (volantes, faros, insignias, tazas, carburadores, etc.), adornos antiguos,  fotos de Gardel en la playa, de Olmedo y Porcel, una fotocopia de la revista Hechos en el mundo del 2 de abril de 1956, donde se relata el robo que en plena madrugada había sufrido el Olimpo, numerosas tapas de long plays y muchos otros objetos. Las patas de una máquina de coser Naumann sostienen un veterano CBS Columbia, “el primer televisor del barrio”. Muy cerca, sobre un combinado, un Wincofón. En una vitrina, varios tesoros: autitos en escala, donde se destaca un legendario y añorado Citroën 2 CV; una picadora manual de carne, un rallador de pan y otro de queso, un pisapapas, varias radios a transistores.

Los habitués del Olimpo resaltan su principal valor: la cafetería. Entre sus parroquianos famosos se encuentran el Polaco Goyeneche, lo mismo que Alejandro Doria y los actores Luis Brandoni, Julio De Grazia, Betiana Blum, Enrique Pinti, entre otros, que durante la filmación de Esperando la carroza, realizada en una casa de las cercanías, se sentaban en el bar en los ratos de descanso.

Olimpo es una excelente opción para los amantes del café porteño que vivan o visiten el oeste de la ciudad y experimenten lo que ofrecen los históricos cafés del centro, pero en un bar de barrio.
 

 

ARREGUI 5794

Casa Watson ( ex Capisci)

Está ubicado en un edificio histórico de Buenos Aires de más de 150 años.

Cementerio de la Recoleta

Más de 90 bóvedas han sido declaradas Monumento Histórico Nacional.

Claridge Hotel

Es reconocido en la ciudad por la jerarquía de sus barmen...

Club Alemán en Buenos Aires

El restaurante del club posee una de las mejores vistas de la ciudad y el río.

Club de pescadores

Desde su muelle de más de 500 metros, se admira el río y la ciudad.

Confitería del Hotel Castelar

Lugar elegido por grandes personalidades en las primeras décadas del siglo XX…

Confitería El Progreso

Es uno de los tradicionales del barrio de Barracas...

Confiteria Le Caravelle

Abrió sus puertas en 1962, hoy el Café se mantiene como entonces...