El Mirasol de Boedo

Un histórico restaurante que abrió sucursales en otros barrios.

Un lugar con historia que ofrece al visitante un viaje en el pasado y cuya ambientación se mantiene desde sus inicios. La empanada frita de la casa es imbatible. Las mollejas y los chinchulines de cordero expresan sabores que no son fáciles de encontrar en la ciudad. El matambre de la casa, la entraña entera, el asado especial, el baby beef de 1 kg, la colita de lomo son algunas de las especialidades de este restaurante. Tiene 7 variantes de papas fritas y 14 combinaciones de ensaladas. Cuenta con sucursales en Recoleta y Puerto Madero.

Fecha de inauguración: 1967
Especialidad: chinchulines/mollejas de cordero, matambre, baby beef, brochette de lomo y molleja
 

 

BOEDO 136