A partir del 20 de marzo de 2020 y por el Decreto 297/20, todo el país ingresó en un período de

aislamiento social, preventivo y obligatorio.

¿Qué significa?

Que no podés salir de tu domicilio o alojamiento en la Ciudad más que para aquellas actividades

previstas en cada una de las fases del plan integral de puesta en marcha de la Ciudad de Buenos Aires.

Si no cumplís con estas normas, estás cometiendo un delito.


En caso de haber viajado a un país donde circula el virus o haber tenido contacto con

algún enfermo, debés permanecer durante 14 días en aislamiento.

Y si además tenés algunos de los síntomas, llamá gratis al 107


Para más información, mandá un correo electrónico a turismo@buenosaires.gob.ar

Café Roma (La Boca)

Un café notable que combina el estilo barrial con el anticuario.

Renovó su fachada para volver a ser un punto de atracción en el barrio de La Boca. Desde 1905 pertenece a la familia Randazzo, que se dedicó a conservar las características originales. En su interior se destacan las paredes de ladrillo a la vista y chapas con publicidades de época. Todo el lugar está dispuesto como un anticuario, exponiendo elementos viejos y las botellas de alcohol en una prolija barra. Las mesas y las sillas son en la misma sintonía, mientras que el piso es de baldosas blancas y negras. Un buen lugar para detenerse, donde se mezclan los turistas con los parroquianos. 

 

OLAVARRIA 409

4962-6670

12 de Octubre (Bar de Roberto)

Sobre el frente del veterano bar, el pintor Crespi creó un mural con el retrato de Carlos Gardel.

36 Billares

Un lugar emblemático de la Buenos Aires del siglo XIX.

Agronomía

Este barrio, que formó parte de la antigua Chacarita de los Colegiales...

Bar Británico

Este mítico bar, que abrió en 1928, se llamaba La Cosechera.

Bar de Cao

Este café comenzó su historia hace tiempo, con los hermanos José y Vicente Cao como propietarios.

Bar del Hotel Alvear

Es un lugar tradicional de Buenos Aires, elegante y distinguido.

Bar El Colonial

Este edificio conserva algunos ladrillos de la época colonial, hechos con barro y paja secados a horno.