Teatro de la Ribera

Ubicado en el barrio de La Boca, ofrece variadas propuestas culturales con un estilo pintoresco.

Dirección

DON PEDRO DE MENDOZA AV. 1821

El mítico barrio de La Boca en Buenos Aires es uno de los puntos ineludibles del recorrido porteño. En cada cuadra hay un lugar para descubrir. Uno de los ejemplos es el Teatro de la Ribera, frente al Riachuelo, y con un pintoresco estilo que replica la arquitectura y los colores de las casas del barrio. Este centro cultural, que forma parte del Complejo Teatral de Buenos Aires, que depende del Gobierno de la Ciudad, fue inaugurado en 1971 y encierra una historia con un alto valor emotivo y un personaje fundamental: el popular pintor boquense Quinquela Martin. Él fue quien había donado los terrenos el Teatro al Consejo Nacional de Educación para que se desplieguen allí las más diversas expresiones artísticas. Su sueño se fue cumpliendo. Y además dejó su sello grabado. Hoy, sus murales - que reflejan la vida cotidiana de los vecinos del puerto de Buenos Aires- dan la bienvenida al público en el hall de acceso. El edificio posee una capacidad para casi 700 personas: 475 ubicaciones en la platea baja y 168 en la platea alta. El escenario tiene una embocadura de 11,3 metros y una profundidad de 14 metros.

Epicentro cultural y artístico

La fuerte impronta artística y cultural que define a este barrio del Sur de Buenos Aires se percibe en este espacio multidisciplinario, que reúne alternativas para todos los gustos. Grupos que provienen del under y artistas consagrados confluyen con sus propuestas en este ámbito, donde el denominador común es la alta calidad en los espectáculos. Los chicos tienen reservado un espacio. Las obras infantiles se destacan por la puesta en escena y el elenco de actores, con guiones siempre interesantes que valora la familia completa. El Espacio Fotográfico del Teatro de la Ribera es reconocido por su nivel de exposiciones, de las que participan autores locales y del extranjero, con muestras que se renuevan constantemente. Es una parada obligada para los amantes de la fotografía, se trate de profesionales o de público en general.

A puro tango

El tango, que se respira a cada cuadra por las calles de La Boca, es uno de los ejes de las actividades que alberga el edificio con milongas, shows en vivo y exposiciones al ritmo del 2×4. De hecho, fue declarado por el gobierno porteño como sala oficial y exclusiva del tango en la Ciudad, en el marco del nombramiento del tango como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, que la UNESCO otorgó en el año 2009. ¿Un dato para tener en cuenta? Muchas de las propuestas son gratuitas y muchas otras tienen valores muy convenientes para el bolsillo de vecinos y turistas.

Conocé la historia del barrio de La Boca y enterate de todas las actividades de la ciudad en la Agenda Cultural.