Polos gastronómicos

Te presentamos los corredores y zonas gastronómicas más destacadas de la ciudad.

Corredores y zonas gastronómicas más destacadas:

Palermo

Una parte del extenso barrio de Palermo se ha transformado en el polo gastronómico más activo de la Ciudad de Buenos Aires. Lo que hoy se llama Palermo Hollywood, delimitado por la Av.Juan B. Justo, Dorrego, Av.Santa Fe y Av.Córdoba, durante décadas estuvo reservado casi exclusivamente a residencias de familias de clase media y talleres de reparación de automóviles. Pero tras la llegada al barrio, a principios del actual siglo, de productoras y canales de televisión con sus respectivas pos productoras, recibió el nombre que tiene actualmente. Junto con el desembarco de las primeras empresas artísticas también comenzó a gestarse un nuevo fenómeno, el gastronómico. 

Pocos años antes, en un área aledaña, del otro lado de la Av.Juan B. Justo, se gestó lo que hoy se llama Palermo Soho, delimitado por las Avenidas Scalabrini Ortiz, Córdoba, Juan B. Justo y Santa Fe. El nombre, que alude al barrio del Soho de las ciudades de Nueva York y Londres, se le dio por su orientación al diseño y a la moda, aunque no son pocos los restaurantes de la zona.

Las Cañitas

A principios de la década de 1990, sobre la calle Báez y las calles aledañas, en el barrio de Palermo, supo nuclearse una serie de restaurantes que materializaron un pujante polo gastronómico que aún subsiste. El hecho de estar en una zona residencial lindera a las canchas de polo de Palermo le da un atractivo adicional. El reciente rediseño de las aceras y calzadas realizados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires facilitó mucho la circulación por la zona.

Puerto Madero

Los antiguos docks del puerto de Buenos Aires, creado en la década de 1930 siguiendo el modelo inglés, supieron salir del abandono y del olvido para convertirse en un pujante centro residencial y gastronómico. Los desarrolladores inmobiliarios aprovecharon los amplios espacios, la interesante arquitectura preexistente, la ubicación céntrica y la cotizada vista para establecer viviendas e interesantes restaurantes que vale la pena visitar.

Recoleta

Recoleta es el primero y el más viejo de los polos gastronómicos de Buenos Aires. Supo conocer su gloria durante la década de 1970, y si bien su fisonomía culinaria ha variado y le han surgido competidores, aún se mantienen instituciones como La Biela, muy frecuentada por turistas de todas las nacionalidades.

San Telmo

Este es uno de los barrios más antiguos de Buenos Aires, y en su momento también supo ser el más aristocrático. Basta recorrer sus calles para gozar del antiguo esplendor de sus construcciones. Todo cambió en 1871 con la epidemia de fiebre amarilla que puso en fuga a las familias más acomodadas, que se desplazaron más al norte de la Ciudad. Pero después de varias décadas de olvido, San Telmo recuperó buena parte de su antiguo esplendor. Aquí se encuentran el refinamiento y la bohemia que perdió Palermo, junto a ese bouquet decadente que lo hace atractivo a los ojos de los turistas europeos. El barrio está reviviendo un boom inmobiliario y los restaurantes no son ajenos a ese suceso. Actualmente hay unos 150 restaurantes, varios de ellos más que interesantes y que bien ameritan una visita.

Guías gastronómicas

Estas son las guías gastronómicas más reconocidas por los usuarios:

"El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Ente de Turismo de la Ciudad no se responsabilizan por el contenido ni información brindada por los sitios web indicados"