A partir del 20 de marzo de 2020 y por el Decreto 297/20, todo el país ingresó en un período de

aislamiento social, preventivo y obligatorio.

¿Qué significa?

Que no podés salir de tu domicilio o alojamiento en la Ciudad más que para aquellas actividades

previstas en cada una de las fases del plan integral de puesta en marcha de la Ciudad de Buenos Aires.

Si no cumplís con estas normas, estás cometiendo un delito.


En caso de haber viajado a un país donde circula el virus o haber tenido contacto con

algún enfermo, debés permanecer durante 14 días en aislamiento.

Y si además tenés algunos de los síntomas, llamá gratis al 107


Para más información, mandá un correo electrónico a turismo@buenosaires.gob.ar

Carlos Gardel
Nueve lugares para descubrir la Buenos Aires del célebre cantante de tango.

Si bien Carlos Gardel, el mayor exponente de la historia del tango a nivel internacional, nació fuera de la Argentina (aún hoy se discute si fue en 1890 en Toulouse, Francia, o en 1887 en Tacuarembó, Uruguay), llegó de pequeño con su madre a Buenos Aires y se crió en la zona del Abasto (barrio de Balvanera), donde comenzó a cantar y se inició su carrera artística.
Gardel fue el precursor del género que lo consagró: el tango canción. Así, se convirtió en un exitoso intérprete, compositor y hasta estrella de cine, tanto en la Argentina como en América Latina, Europa y Estados Unidos.
Te proponemos algunos lugares para conocer en Buenos Aires y descubrir los lugares representativos de su vida en la ciudad:

  1. Café Tortoni: en la Avenida de Mayo, se encuentra este café –hoy un Bar Notable- del que era habitué Carlos Gardel. De acuerdo con el poeta Enrique Cadícamo, tenía siempre una mesa reservada, lejos de la vista de sus admiradores.
  2. Palais de Glace: en el barrio de Recoleta funcionó, a partir de 1915, este concurrido salón de baile en el que tocaron las orquestas de tango más importantes de la época y al que Gardel asistía con regularidad.
  3. Hipódromo Argentino de Palermo: Gardel, fanático de las carreras de caballos, era uno de sus más asiduos concurrentes. Incluso llegó a ser propietario del caballo “Lunático”, que fue montado por el célebre jockey uruguayo Irineo Leguisamo, a quien Gardel le dedicó el tango “Leguisamo solo”.
  4. Casa del Teatro: el museo sobre la avenida Santa Fe cuenta con una sala dedicada exclusivamente al gran cantor de tangos con una gran cantidad de objetos y documentos personales.
  5. Museo Casa Carlos Gardel: en el Abasto, el músico vivió los últimos años de su vida en Buenos Aires. El museo posee una colección de objetos personales del artista y ejemplos de su obra.
  6. Luna Park: el célebre estadio cubierto de la ciudad también tuvo su parte en la historia de Gardel. Aparte de ser el escenario elegido para las más importantes peleas de boxeo (Gardel era amigo de Luis Ángel Firpo, uno de los mayores boxeadores de la Argentina), en sus instalaciones se realizó el multitudinario velorio del cantante, en 1936, tras la repatriación de sus restos desde Medellín, donde había fallecido en un accidente aéreo.
  7. Cementerio de la Chacarita: allí se encuentra su mausoleo y su estatua, famosa porque los visitantes le dejan flores y cigarrillos encendidos.
  8. Pasaje Zelaya: también podés recorrer la obra mural que se realizó para homenajear a Gardel en la zona del Abasto. Se trata de un conjunto de retratos que pintó el artista Marino Santa María sobre las fachadas de las casas.
  9. Monumento a Carlos Gardel: el única escultura del cantante en la ciudad se encuentra en el Abasto. Fue realizada por Mariano Pagés e inaugurada en 2000.