Museo Jacobo Urso

Es el “lugar sagrado” del Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

Ubicado en el estadio del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, este pequeño museo alberga una colección de trofeos, camisetas y diversos objetos de los jugadores que brillaron en la institución de Boedo, de quién es fanático el  Papa Francisco.

La inauguración fue en 2003, tras el partido despedida de Alberto Federico Acosta y después de un arduo y artesanal trabajo de búsqueda que duró dos años. Fueron dos socios, Alberto Barja y Carlos Carullo, los que se pusieron al hombro esa tarea de recolección. Ellos cuentan que tuvieron que recorrer y revolver muchos lugares del club y del barrio de Boedo para rescatar objetos muy valiosos para el objetivo que se propusieron: mantener viva la memoria de San Lorenzo de Almagro. Así lograron armar una importante colección de fotos, camisetas, trofeos, medallas, banderas, recortes de diarios y revistas, la imagen del Papa Francisco y hasta los meniscos del jugador Sergio Villar conservados en formol.

Vas a encontrarte con un ambiente muy cálido, emotivo y familiar en el que se repite la escena de hinchas o ex jugadores que comparten sus propias anécdotas con el grupo que esté en ese momento haciendo la recorrida. No cobran entrada.
 

Curiosidades

Como la fundación del club, en abril de 1908, estuvo a cargo de un grupo de jóvenes del barrio de Almagro motivados por el sacerdote salesiano Lorenzo Bartolomé Martín Massa, quien no tuvo problemas en que el equipo llevara su nombre, a los hinchas de San Lorenzo se los llama “los Santos de Boedo”.

En 1981 fue el primer gran equipo de la Argentina en descender a la B, pero eso duró solo un año porque al fin del campeonato, logró volver a primera división. Durante el proceso de ascenso, batió récords de asistencia y se lo llamó “San Lorenzo de los milagros”.

En 2013, a los pocos días de que Jorge Bergoglio fuera nombrado Sumo Pontífice, al terminar de celebrar una misa, pidió ante las cámaras de la televisión italiana: "¡Que gane San Lorenzo!". Entonces, el club confeccionó una camiseta personalizada con su cara y su nombre y se la entregaron en persona tras visitarlo en el Vaticano.
 


Recorré los atractivos imperdibles de los barrios más emblemáticos.

 

FERNANDEZ DE LA CRUZ, F., GRAL. AV. 2145

Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti

Su patrimonio presenta la diversidad cultural en el pasado prehispánico y en la actualidad.

Museo Evita

Cuenta la vida y obra de una de las mujeres más importantes de la historia argentina.

Museo Fotográfico Simik

Muestra la transmisión didáctica, visual y técnica de la evolución de la fotografía.

Museo Histórico Bg. Cornelio de Saavedra

Se encuentra en una antigua casona de 1870, casco de la chacra de Luis María Saavedra.

Museo Histórico de Cera

Sorprendete con estas figuras a escala humana que evocan la notable epopeya del sur de Buenos Aires.

Museo Histórico Nacional

Promueve la reflexión sobre la identidad de los argentinos y los múltiples procesos históricos que condujeron a la formación del país.

Museo Histórico Sarmiento

El edificio fue construido entre los años 1869-1874 por el arquitecto Juan A. Buschiazzo.

Museo Histórico y Numismático

Cuenta con colecciones de monedas, billetes y documentos, alcanzando su patrimonio más de 15.000 piezas.

Museo Judío Dr. Salvador Kibrick

Fue el primer Museo Judío de América Latina y se ubica en el antiguo barrio judío de Buenos Aires.

Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur

Una apuesta a preservar la memoria colectiva. Con tecnología de avanzada y un invaluable y emotivo archivo documental.

Museo Moderno

En el barrio de San Telmo, el museo alberga más de 7000 obras de arte argentino e internacional.

Museo Mundial del Tango

El museo abarca un amplio sector del Palacio Carlos Gardel y es la sede de la Academia Nacional del Tango.