Plaza de Mayo y Casco Histórico

Dirección

BOLIVAR 1

Como toda gran capital latinoamericana, la ciudad de Buenos Aires cuenta con un rico acervo histórico que se ve reflejado en sus edificios y monumentos. Un claro ejemplo de esto es la Plaza de Mayo, epicentro de los acontecimientos políticos más importantes de la historia argentina.

Su nombre es un homenaje a la Revolución del 25 de Mayo de 1810, que ocurrió en esta misma plaza y que dio inicio a la gesta de la Indep endencia argentina. Bordeando la Plaza de Mayo se ubican varios edificios históricos y gubernamentales: el Cabildo, la Catedral Metropolitana (donde ofició misa el Papa Francisco durante más de 20 años), la Casa de Gobierno (conocida también como Casa Rosada, sede del Gobierno Nacional), el Palacio del Gobierno de La Ciudad, bancos y ministerios.

En el centro de la plaza se encuentra la Pirámide de Mayo, construida para celebrar el centenario de la Revolución, en 1910. La Avenida de Mayo, de arquitectura marcadamente madrileña, es una de las más antiguas e importantes de la ciudad. Une la Casa Rosada con el Congreso Nacional y alberga a la histórica Plaza de Mayo. Allí se encuentran el Pasaje Roverano, construido en 1878, la Casa de la Cultura de la ciudad (ex Diario La Prensa), el Palacio Vera, edificio estilo art nouveau construido en 1910, con sus líneas curvas y vidrios biselados, el Palacio Urquiza Anchorena, la Academia Nacional de Tango, creada en 1990 y presidida por el poeta y letrista Horacio Ferrer.

Otros puntos de interés son el legendario Café Tortoni, el Club Español, fiel exponente de la arquitectura ecléctica de América, el Monumento al Quijote, obra del escultor andaluz Aurelio Teno y el tradicional Hotel Castelar, que fue frecuentado por figuras como Federico García Lorca, Jorge Luis Borges, Norah Lange, Oliverio Girondo, Emilio Pettoruti y Lino Spilimbergo. En su camino también se encuentran el Teatro Avenida, inaugurado en 1908, el Ex Hotel Majestic, originariamente concebido como edificio para oficinas, aunque luego se transformó en uno de los hoteles más exclusivos de Buenos Aires, el Hotel Chile, exponente del estilo art nouveau, obra del arquitecto francés Luis Dubois, el Edificio ex Diario Crítica, de estilo art decó, sede del diario fundado en 1913 por el periodista uruguayo Natalio Botana. Otra obra llamativa e imponente es el Palacio Barolo, aunque además se destacan obras arquitectónicas como el Edificio La Inmobiliaria, complejo edilicio del año 1910, obra del arquitecto italiano Luis Broggi, la Plaza Lorea y el magnífico edificio del Congreso de la Nación Argentina.

El Casco Histórico de la ciudad cuenta con buena parte de los edificios de la Antigua Buenos Aires; estos se encuentran a caballo entre los barrios de San Telmo y Monserrat. Entre los más destacados se pueden mencionar el Monumento a Julio A.Roca , Presidente de la Nación en dos períodos y célebre por haber comandado la campaña militar conocida como "La Conquista del Desierto”. También vale la pena visitar el Palacio de la Legislatura y la Manzana de las Luces, una manzana histórica de la ciudad que se encuentra rodeada por las calles Bolívar, Moreno, Alsina, Avenida Julio A. Roca y Perú. En ella están ubicados el Colegio Nacional de Buenos Aires, la Iglesia de San Ignacio, el antiguo edificio de la Universidad de Buenos Aires y además de algunos edificios históricos.

Otros puntos de interés son el tradicional Café El Querandí, la Librería Ávila (Ex Librería del Colegio), el Museo de la Ciudad, la Casa de María Josefa Ezcurra, cuñada de Juan Manuel de Rosas, Gobernador de Buenos Aires de 1829 a 1832 y de 1835 a 1852, La Puerto Rico, bares notables fundado en 1887, la Farmacia La Estrella, una de las más antiguas que aún conserva sus muebles y murales originales, los Altos de Elorriaga, una de las primeras construcciones de la ciudad en contar con dos plantas y la más antigua de este tipo que aún se conserva.

Conviene asimismo recorrer la Plazoleta San Francisco, la Iglesia y Convento de San Francisco y la Capilla San Roque, cuya orden fue la primera en establecerse en la ciudad de Buenos Aires, el Museo Etnográfico Juan B.Ambrosetti, la Basílica de Nuestra Señora del Rosario y Convento de Santo Domingo , así como el Centro Cultural Plaza Defensa, que depende del Gobierno de la Ciudad y donde se desarrollan diversas actividades culturales de música, teatro, cine y danza. Finalmente, se recomienda un paseo por la Casa del Virrey Liniers, la casa del penúltimo Virrey del Río de la Plata, donde se trataron los términos de la capitulación del general inglés William Beresford, luego de la fallida invasión de 1806, la Casa Noccetti (Ex Ferretería Hirsch), típico exponente de la arquitectura industrial de fines del siglo XIX, realizado casi íntegramente en hierro, la ex sede de la Biblioteca Nacional y la ex Casa de la Moneda.