Sitios históricos

Son incontables los lugares emblemáticos y turísticos culturales de la ciudad. ¡Enterate cuales son!

Son incontables los lugares emblemáticos y turísticos culturales de la ciudad. Esta inmensa urbe resguarda infinitas historias en sus calles y horizontes, y es capaz de emocionar y sorprender a los más exigentes exploradores. Compuesto por los barrios de Monserrat y San Telmo, el Casco Histórico atesora la memoria de centrales momentos históricos e importantes atractivos patrimoniales.

Punto neurálgico de los sucesos políticos de mayor relevancia en el país, la Plaza de Mayo es una parada obligada, junto a la Casa Rosada, el Cabildo, la monumental Catedral Metropolitana y el Palacio de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Cerca de allí, se ubican la Manzana de las Luces, con sus túneles coloniales construidos por los jesuitas en el siglo XVIII, y el Parque Lezama, lugar en el que Pedro de Mendoza realizó la primera fundación de la ciudad en 1536. A corta distancia, la Plaza Dorrego se constituye como uno de los espacios más concurridos de BA. Allí, los vecinos juraron la independencia en 1816, y hoy conviven en ella la Feria de San Telmo con invaluables antigüedades y artesanías, antiguos caserones, bares y shows callejeros. En la intersección de las emblemáticas avenidas Corrientes y 9 de Julio, el Obelisco es un ícono de la geografía porteña y símbolo nacional.

Otros sitios imperdibles son los ilustres Bares Notables y el célebre Teatro Colón, restaurado a su estado original por el Gobierno de la Ciudad y considerado uno de los espacios con mejor acústica del mundo. Además, en el Cementerio de Recoleta convergen los mausoleos y bóvedas de famosos líderes políticos, intelectuales y numerosas personalidades públicas. Tampoco se puede dejar de recorrer la Plaza Julio Cortázar en Palermo, con sus bares e intensa vida nocturna, el Barrio Chino y Caminito en La Boca, con sus conventillos, calles de todos los colores y museo a cielo abierto. Además, Puerto Madero con su inmensa Reserva Ecológica, el Puente de la Mujer, sus edificios reciclados y restaurantes de primera categoría.

La diversidad étnica de los polos gastronómicos de Baires hipnotiza a comensales de todo el mundo. Por último, los espacios verdes son grandes centros recreativos, deportivos y culturales en la ciudad. Entre ellos, el Parque Tres de Febrero con su inigualable Rosedal, los renovados Parque Centenario y Parque de la Ciudad, y el Parque de la Memoria, que recuerda a las víctimas del terrorismo de Estado.

¡Conocé todas las actividades de la ciudad en: Agenda Cultural!