A partir del 20 de marzo de 2020 y por el Decreto 297/20, todo el país ingresó en un período de

aislamiento social, preventivo y obligatorio.

¿Qué significa?

Que no podés salir de tu domicilio o alojamiento en la Ciudad más que para proveerte de

artículos esenciales, como alimentos, artículos de limpieza y medicamentos.

Si no cumplís con estas normas, estás cometiendo un delito.


En caso de haber viajado a un país donde circula el virus o haber tenido contacto con

algún enfermo, debés permanecer durante 14 días en aislamiento.

Y si además tenés algunos de los síntomas, llamá gratis al 107


Para más información, mandá un correo electrónico a turismo@buenosaires.gob.ar

Casa de Gobierno, Casa Rosada

Sede del Gobierno Nacional, ocupa el predio en donde se erigió en 1580 el Fuerte de Buenos Aires.

También lo vas a encontrar en:

La Casa Rosada es un palacio ubicado frente a la Plaza de Mayo que funciona como sede del Gobierno Nacional. Este imponente edificio de color rosado ocupa el predio donde se erigió en 1580 el Fuerte de Buenos Aires. Fue la residencia de virreyes españoles y luego albergó, con algunas reformas, a las autoridades de los sucesivos gobiernos patrios. El actual edificio es el producto de la fusión de dos construcciones anteriores: la sede presidencial y el Palacio de Correos (en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Balcarce).

El Palacio de Correos, contiguo al edificio, opacaba sensiblemente a la sede del gobierno, por lo que el presidente Julio Argentino Roca solicitó en 1882 un proyecto de ensanche y reparaciones que fusionara a ambos edificios. Para unirlos, el arquitecto italiano Francisco Tamburini (responsable del proyecto original del Teatro Colón) proyectó un gran arco central en la entrada de Balcarce 50, cuya construcción finalizó hacia 1890. Esto marcó el fin de lo que quedaba del antiguo Fuerte: solo se conservaron algunos muros y una de las troneras, que pueden verse en el actual Museo Casa Rosada.

Curiosidades

Roque Sáenz Peña fue el único presidente que vivió dentro de la Casa Rosada, entre 1910 y 1914. En el Salón Blanco se daban banquetes en los que se servían hasta doce platos distintos y el menú siempre estaba escrito en francés. La vajilla era de porcelana inglesa y francesa, igual que la platería y la cristalería. Todavía quedan las herederas de las palmeras africanas que se plantaron a fines del siglo pasado, cuando se afrancesó la construcción y se le dio un toque de exotismo.


Recorré los barrios más emblemáticos.