Basílica Nuestra Señora del Pilar

Se inauguró en 1732. Conserva retablos, imaginería y ornamentos originales.

JUNIN 1904

por Recoleta, Descubrí los barrios,

La Iglesia de Nuestra Señora del Pilar fue inaugurada en 1732 y declarada Monumento Histórico Nacional en 1942. Está ubicada en el barrio de Recoleta y fue proyectada por los arquitectos jesuitas Bianchi y Prímoli. Hoy en día, se conservan sus majestuosos retablos, imaginería y ornamentos originales. En su origen estaban en las afueras de la ciudad, teniendo en cuenta las reglas de la orden de recogimiento y separación. El que aportó el dinero para la construcción fue un vecino proveniente de Zaragoza y puso la condición de que venerara a la Virgen del Pilar, muy popular en su ciudad de origen.  

La iglesia consta de una sola nave con un crucero muy desarrollado, cubierto por bóveda vaída. Las capillas laterales son poco profundas. En su interior, se destaca el retablo mayor (barroco), con la imagen titular en el centro y a sus costados dos santos franciscanos. El altar mayor es una pieza muy singular, con ornamentación inca del Alto Perú, muy ricamente trabajado en plata.

Los altares laterales de la única nave, también son barrocos. La talla de madera de San Pedro de Alcántara –copatrono de la iglesia– es del siglo XVIII y se le atribuye al escultor Alonso Cano, mientras que el Altar de las Reliquias, según la tradición, fue un regalo del rey Carlos III de España. El púlpito es también de factura barroca.