A partir del 20 de marzo de 2020 y por el Decreto 297/20, todo el país ingresó en un período de

aislamiento social, preventivo y obligatorio.

¿Qué significa?

Que no podés salir de tu domicilio o alojamiento en la Ciudad más que para aquellas actividades

previstas en cada una de las fases del plan integral de puesta en marcha de la Ciudad de Buenos Aires.

Si no cumplís con estas normas, estás cometiendo un delito.


En caso de haber viajado a un país donde circula el virus o haber tenido contacto con

algún enfermo, debés permanecer durante 14 días en aislamiento.

Y si además tenés algunos de los síntomas, llamá gratis al 107


Para más información, mandá un correo electrónico a turismo@buenosaires.gob.ar

Paseo de los artistas
Conocé a famosos personajes que marcaron la historia de la calle Corrientes.

La calle Corrientes es la avenida tradicional de los artistas porteños. Los espectáculos de teatro, las luces y las figuras en las marquesinas caracterizan a una arteria en la que miles de transeúntes avanzan durante las 24 horas del día.

Seis esculturas en plena calle mantienen vigentes a personajes entrañables. Los turistas hacen fila, se sacan la foto y por algún momento sienten que aquellos héroes que marcaron la cultura argentina están realmente ahí.

Tomate tu tiempo para conocer la historia de cada uno y después, visitalos. No hay apuro: ¡huir seguro que no van a poder!

Minguito

Entre la década del 60 y del 80, Minguito Tinguitella fue un personaje que representó al hombre de pueblo. Interpretado por el fallecido actor Juan Carlos Altavista, comenzó en la radio y luego vivió sus años de mayor fama en el programa televisivo Polémica en el bar, de los hermanos Sofovich. Una vez entrevistó a Diego Armando Maradona y el propio jugador también apareció vestido de Minguito. Fue tan grande su influencia, que muchos años después, el personaje lo retomaría el actor Miguel Ángel Rodríguez. Su escultura está ubicada en Avenida Corrientes 1659, en la puerta del teatro Presidente Alvear.

Tato Bores

Con smoking, peluca, anteojos y patines este personaje es fácil de distinguir. Su flamante escultura está en la Avenida Corrientes al 130. Fue uno de los más destacados humoristas políticos del país, siempre con ironía, crítica y sagacidad que le permitieron desenvolverse, inclusive, en momentos en que la libertad de expresión estaba oprimida por los gobiernos de facto. Sus monólogos del domingo por la noche fueron tema de conversación al día siguiente durante muchos años. 

Olmedo y Portales

Los transeúntes se detienen y se sacan la foto sentados entre dos entrañables cómicos. En la intersección de la Avenida Corrientes y la calle Uruguay, los artistas ríen en un sillón como muchísimas personas lo hicieron al verlos a ellos por televisión. Están representando a dos personajes que fueron un éxito en los años 80: Borges y Alvarez.  

Don Mateo

Muy cerca de Olmedo y Portales está otro de los grandes que hicieron reír a los argentinos. Jorge Porcel está inmortalizado en una escultura que recuerda a su personaje televisivo, el peluquero Don Mateo. Su mirada costumbrista, digna de un inmigrante ucraniano, quedó en el imaginario de miles. Desde 1987, el programa se adaptó ocho veces con diferentes productoras y actores. 

Sandro

No es casualidad que uno de los cantantes populares más queridos de Buenos Aires esté en la puerta del teatro Gran Rex. En ese escenario nació su mito que desvivía a las mujeres de los años 70 y cantó “Rosa, rosa” y otras tantas obras que componen el ABC musical de los porteños. Ante cada recital en el teatro, miles de espectadores se detienen para saludar a Roberto Sánchez –tal era su nombre original-, quien los espera, descansando con el brazo apoyado en una mesa. 

Juan Carlos Calabró

Creada por el artista plástico Fernando Pugliese, fue instalada sobre la vereda de avenida Corrientes al 1200, a la altura de la entrada al complejo Multiteatro Buenos Aires. Contemporáneo a Don Mateo, a Olmedo y a Portales, entre otras esculturas, el capocómico televisivo también participó en teatro y cine.