¿Qué requisitos de ingreso debés cumplir para poder visitarnos?

¿Cómo está funcionando la ciudad y cuáles son las actividades disponibles a partir de las medidas vigentes?

¿Qué hacer y dónde acudir si tenés síntomas o sos contacto estrecho?



Monumentos en San Nicolás
Un lugar emblemático, historias políticas y memorables humoristas conviven en estas calles.

El Obelisco

Es el mayor emblema de la Ciudad y fue declarado Monumento Histórico Nacional. Inaugurado en 1936 para recordar el cuarto centenario de la primera fundación de Buenos Aires, es obra del arquitecto Alberto Prebisch. Se ubica en el lugar donde fue izada por primera vez la bandera nacional en la Ciudad, en la intersección de dos de las avenidas más importantes: la 9 de Julio, entre las más anchas del mundo, y la “calle” Corrientes, uno de los principales polos culturales de la Ciudad.

General Juan Galo Lavalle

Este monumento fue inaugurado en 1887 en Plaza Lavalle, frente al Palacio de Tribunales y próximo al Teatro Colón. Es obra del escultor italiano Pietro Costa y es la única torre estatuaria en la Ciudad. Se trata de una escultura de mármol apoyada sobre una columna de estilo dórico. La altura total del monumento es de alrededor de 26 metros. 


Olmedo y Portales

En la esquina de Uruguay y Corrientes se encuentra una estatua que representa a Borges y Álvarez, los dos personajes que encarnaron los célebres cómicos argentinos Alberto “El Negro” Olmedo y Javier Portales en el programa No toca botón, que se emitía en la década del 80. Se inauguró en noviembre de 2011 y fue realizada en bronce por el escultor Fernando Pugliese.

Homenaje al Ballet Nacional

En 1971, nueve miembros del Ballet Estable del Teatro Colón murieron en un accidente aéreo, mientras se dirigían a una presentación en la ciudad de Trelew. Entre ellos se encontraban los primeros bailarines, Norma Fontenla y José Neglia, que están representados en la fuente con sus figuras que les rinde homenaje. Se encuentra en la Plaza Lavalle y fue realizada por el talentoso Carlos de la Cárcova en 1972.
 

Recorré el barrio San Nicolás