8 lugares para revivir el pasado político

Recorré los escenarios de los eventos históricos más importantes de la ciudad.

Congreso de la Nación

(Av. Rivadavia 1864)

El poder legislativo votó la construcción de una nueve sede y en 1895 se aprobó el proyecto de Víctor Meano. Fue inaugurado en 1906 y terminado en 1946, pero durante esos años ya se votaban allí las leyes de los argentinos.

Enfrente está la “Plaza de los Dos Congresos”, conocida así por el Monumento que está en el centro. El mismo recuerda a la “Asamblea del año 13” y al Congreso de 1816, como se conoce a dos momentos históricos del origen nacional: en uno se decretó la libertad de vientres, se estableció el escudo, la bandera y el Himno Nacional y se abolieron los títulos de nobleza. Tres años más tarde, en Tucumán, se declaró la Independencia. La mujer que está elevada pisando una serpiente representa a la República. El monumento fue inaugurado en 1914. 

Casa Rosada

(Balcarce 50)
 
Después de varias reformas y diferentes construcciones, durante la presidencia de Bartolomé Mitre (1862-68) se instaló la nueva casa de gobierno. Todavía no tenía el color rosado, que adquirió en una ocasión en que se mezcló sangre de animal con cal para la pintura. La tradición se mantiene hasta el día de hoy.

El primero en salir al balcón fue Julio A. Roca (presidente entre 1880-1886 y 1898-1904), lo que se convirtió en una costumbre de los que lo sucedieron. En 1886 la casa de gobierno se unificó con el antiguo Correo mediante el arco del arquitecto Francisco Tamburini y tomó la asimétrica fisonomía actual. Fue inaugurado de manera oficial en 1898. 

Plaza de Mayo

El frente de la Casa Rosada está sobre la Plaza de Mayo, escenario de importantes sucesos políticos. Por ejemplo, el bombardeo en 1955 que dejó 308 muertos en un intento fallido de golpe de estado al presidente Juan Domingo Perón. También allí se convocaron por primera vez las Madres de Plaza de Mayo. Así se llamó a catorce señoras que reclamaron en 1977 durante la última dictadura militar por la desaparición de sus hijos. Fueron expulsadas del lugar, pero la tradición perdura hasta el día de hoy: todos los jueves a las 15:30, un grupo de madres –mucho más numeroso que el primero- camina alrededor de la Pirámide de Mayo en busca de verdad, memoria y justicia para sus hijos.     

El centro de la plaza fue escenario de otro hito político. Es una insólita placa que indica que adentro hay un mensaje escrito a mano por Juan Domingo Perón en 1948 para los jóvenes del año 2000. En 1955 fue desenterrada por el gobierno de facto, pero el autor se encargó de divulgarla. En el final decía: “quiera Dios que ese juicio les sea favorable y que al leer este mensaje de un humilde argentino, que amó mucho a su Patria y trató de servirla honradamente, podáis -hermanos del 2000- lanzar vuestra mirada sobre la Gran Argentina que soñamos, por la cual vivimos, luchamos y sufrimos!".

Cabildo

(Bolívar 65)

En este lugar nació la política argentina. Aquí se realizó la Revolución de 1810, donde se formó el primer gobierno patrio, en un primer paso hacia la Independencia decretada seis años después. En aquel “cabildo abierto”, los criollos votaron en contra de un gobierno español y formaron una junta liderada por Cornelio Saavedra y los secretarios Juan José Paso y Mariano Moreno. La apertura de las avenidas de Mayo y la Diagonal Norte obligaron a que le quitaran arcos, reduciéndolo a los cinco que tiene actualmente. 

Palacio de la Legislatura

(Perú 160)

La Ciudad de Buenos Aires tiene la misma jerarquía que una provincia y, como tal, posee su propio poder legislativo. La necesidad de tener una sede del Concejo Deliberante motivó a que en 1926, el presidente radical Marcelo T. de Alvear colocara la piedra fundamental. Fue inaugurado en 1931 cuando el cuerpo legislativo no estaba en funciones, ya que eran años de gobierno militar. Durante la presidencia de Juan Domingo Perón funcionó como Secretaría de Trabajo. 

Plaza Las Heras

Antiguo patio de la Penitenciaría Nacional, fue el escenario de la muerte de Severino Di Giovanni en 1931. El anarquista italiano había llegado al país en 1923 y fue condenado a la pena de muerte en cumplimiento de la ley marcial impuesta en 1930. En el mismo sitio fue fusilado el General Juan José Valle en 1955 junto a otros militares y civiles durante el gobierno de facto. Hoy el lugar quedó lejos de estos sangrientos episodios.   

Antiguas residencias presidenciales

(11 de septiembre 1240)

En una cómoda casona en la calle Libertad al 1200 vivió Victorino de la Plaza (presidente entre 1914-1916). Era tan grande que actualmente funciona como la escuela de los servicios de inteligencia del país. El uso de la residencia presidencial de Marcelo T. de Alvear (1922-1928) también es curioso. Allí está el colegio Esquiú. Cuando fue electo el radical estaba en Francia y decidió alquilar la casa de Oddo Picciafuoco, vecino de la época.

Cementerio de la Recoleta

(Junín 1760)

Los cuerpos de algunos presidentes descansan en uno de los cementerios más conocidos del mundo. Uno de ellos es Raúl Alfonsín. Fallecido en 2009, fue el presidente que marcó el último retorno de la democracia (en 1983 y gobernó hasta 1989) y fue velado por 80 mil personas. En el mismo recinto está el imponente panteón de los caídos en la revolución de 1890, la insurrección cívico-militar que derrocó el gobierno de Miguel Juárez Celman. Allí descansan Leandro Alem, Hipólito Yrigoyen (cuyo féretro fue llevado por el pueblo desde su casa del barrio de Constitución) y Arturo Illia, entre otros.

También está el ataúd de Facundo Quiroga, protagonista de una de las muertes más trágicas de la historia argentina. Caudillo y gobernador de la provincia de Entre Ríos, lo asesinaron en 1835 cuando intentó mediar en la guerra civil entre Tucumán y Salta. En 2007 un equipo multidisciplinario ingresó en el subsuelo y encontró su ataúd de pie con una espada atravesada. Dicen que fue para que sufriera hasta en el más allá. Quiroga es conocido junto al boxeador José María Gatica como dos de los famosos argentinos enterrados de pie. 


Mirá el mapa con los circuitos de Buenos Aires político