5 gustos de helado (bien) argentinos

Salir a tomar un helado es un clásico de muchas ciudades del mundo. Pero no hay nada como los típicos sabores porteños.

Los turistas que pasean por la capital argentina se suelen sorprender con la gran cantidad de heladerías que decoran sus calles. En verano o invierno y de día o de noche, el conito y el cucurucho son una constante de Buenos Aires. Esta tradición se explica en la notoria influencia italiana, producto de la inmigración europea de principios de siglo XX. En esta nota te presentamos cinco clásicos de las heladerías porteñas.

1. Sorprendete con el helado de dulce de leche

No podíamos comenzar esta lista sin mencionar a una de nuestras grandes estrellas gastronómicas. Posiblemente ya sepas que el dulce de leche argentino es un producto típico por nuestros pagos y que cada cucharada está, como decimos acá, ¡para chuparse los dedos!  Entonces, imaginate combinar esta consistencia con la cremosidad de un helado artesanal. Es, sencillamente, la mezcla perfecta.

2. Probá (cualquier tipo de) helado de chocolate

Entendemos que el helado de chocolate es un clásico de cualquier heladería pero, creenos, en ningún lugar encontrarás tantas variaciones como en Buenos Aires. Podés pedir chocolate amargo, blanco, mouse, suflé, con castañas de cajú, almendras, pedazos de frutas, ron, licor, pasas y hasta con pimienta. Y, como si fuera poco, también contamos con chocolate del mundo: suizo, belga, marroquí, turco o brasileño. Ahora el problema es elegir el más rico.

3. Saboreá el emblemático sambayón

Sí, la palabra sambayón pareciera asemejarse más a un ritmo de danza que a un gusto de helado. Sin embargo, efectivamente se trata de la adaptación de un postre italiano que data del siglo XVI. Entre sus ingredientes se destaca el vino blanco dulce, cuya esencia se puede identificar en cada cucharada. 

4. Tomá un helado de tramontana

La influencia es nuevamente italiana pero el origen semántico proviene de un viento helado de España. Con base de crema americana, su elemento distintivo es la mezcla de dulce de leche fresco con pedazos de galleta cubiertos de chocolate. ¿Se te hizo agua la boca? Entonces dejá de perder el tiempo y andá a probarlo.

5. Degustá el helado almendrado

A diferencia de todos los helados mencionados hasta ahora, este viene en forma de pastel congelado. Proveniente de España, el almendrado es un clásico de las fiestas y encuentros argentinos. Como su nombre lo indica, se trata de un helado de crema cubierto por almendras a su alrededor. Pequeño tip: podés encontrar increíbles almendrados incluso en supermercados.


Nuestra gastronomía

Por más que hayamos comenzado con el postre, te invitamos a conocer lo mejor de la gastronomía porteña.