Escapadas desde Buenos Aires

Estar en la Ciudad puede mantenerte ocupado, pero también sirve como punto de partida para hacer salidas de uno o dos días.

Desde la Ciudad podés escaparte por un par de días a algunas localidades de la provincia de Buenos Aires que quedan a unos pocos kilómetros. Desde pasar un día completo en una chacra de polo o montar a caballo a campo abierto hasta animarte a los deportes acuáticos en el Delta, aquí algunas sugerencias de lugares para visitar a muy poca distancia.

Tigre

Casi una hora de viaje en tren separan a la Ciudad de Buenos Aires del Tigre y el Delta del Paraná, una red labertíntica de agua e islas que ofrece un sinfín de oportunidades para hacer deportes acuáticos, caminatas a la vera del río o tan sólo relajarse y pasar un día de spa. Tigre, la localidad principal del Delta, es el punto de partida de los ferries de pasajeros hacia las islas, donde hay muchos restaurantes y opciones de alojamiento.

La ciudad de Tigre alberga históricos clubes de remo, restaurantes, un casino y un parque de diversiones, además de su tradicional Puerto de Frutos en donde se puede caminar muy cerca del río y adquirir productos tradicionales y artesanales: desde dulces y mimbres hasta decoración y cuero.

Para llegar, lo mejor es tomar el tren que sale con mucha frecuencia desde la estación de Retiro, aunque también llegan hasta allí algunas líneas de colectivos.

Más información

La Plata

Fundada en 1870, la capital de la Provincia de Buenos Aires fue la primera ciudad en América cuyo trazado fue completamente planificado. Las calles de La Plata siguen un patrón de cuadrículas con un pequeño parque o plaza cada seis cuadras. Las calles están numeradas consecutivamente y se cruzan a intervalos regulares por diagonales. La ciudad se conoce como la "Ciudad de Tilos" porque estos árboles embellecen la vista de muchas de sus calles.

Las atracciones para visitar en una escapada de un día son muchas: desde su catedral neogótica hasta la República de los Niños, un "parque temático de la democracia" en las afueras de la ciudad, con un parlamento, Palacio de Justicia, puerto, aeropuerto y hotel de tamaño infantil. Según la leyenda, Walt Disney se inspiró en una visita a este parque en 1950 para la creación de Disneylandia. Otro importante punto de interés es el Museo de La Plata, perteneciente a la Facultad de Ciencias Naturales, que alberga más de tres millones y medio de objetos de geología, biología, zoología, paleontología y antropología.

San Antonio de Areco

Pasando el área urbana que rodea la Ciudad de Buenos Aires, el campo llano de las pampas parece continuar para siempre. Estas llanuras fueron recorridas y habitadas por los gauchos, originarios de esta zona. Muchas estancias alrededor de San Antonio de Areco organizan "días gauchos" que rinden homenaje a las habilidades tradicionales gauchescas con actividades de equitación y, casi siempre, sirviendo un asado tradicional. Es posible alojarse en una estancia de trabajo e incluso probar suerte jugando al polo. San Antonio de Areco tiene un pintoresco centro histórico que alberga al Museo Gauchesco Ricardo Güiraldes, algunos restaurantes tradicionales y calles empedradas que parecen no haber cambiado en 100 años. El festival anual del Día de la Tradición en noviembre hace que Areco reciba una multitud. Hay autobuses que llegan a la ciudad desde la estación de Retiro.

Luján

A apenas 68 km de la Ciudad, Luján esconde rincones con historias centenarias para descubrir. La majestuosidad de su Basílica Nacional, construida en estilo gótico, contrasta con la simpleza del estilo colonial del Complejo Museográfico más grande de Latinoamerica. Todo, enmarcado por la belleza natural del Río Luján.

Las actividades para llevar a cabo invitan al descanso y la recreación: días de campo en estancias, paseos a caballo, polo y una gran propuesta gastronómica se ofrecen a muy poca distancia de sus museos históricos. La Basílica en honor a la Virgen de Luján, patrona de la Argentina, a la que año a año millones de fieles llegan caminando para dar testimonio de su fe, es un imperdible impostergable.

San Fernando

A menos de una hora en tren, 30 km hacia el norte de la Ciudad, San Fernando conjuga naturaleza e historia. Dentro de sus límites se encuentra una de los edificios más representativos del país, el Palacio Sans Souci. Su arquitectura, inspirada en los cánones del Renacimiento del Versalles, corresponde al estilo neoclásico francés. Fue construido entre 1914 y 1918 por el arquitecto René Sergent. También se destacan el Palacio Belgrano, que luce en su exterior un romántico aspecto de castillo, y la Parroquia Aránzazu, de estilo neorrománico.

También pueden visitarse las islas y pasar uno o más días en la Reserva de Biósfera Delta del Paraná; un predio de más de 85 mil hectáreas en donde se resguardan y conservan  poblaciones silvestres de fauna autóctona, como ciervos de los pantanos y carpinchos, y se desarrollan emprendimientos agrícolas sustentables, actividades artesanales y ecoturismo.