El Gobierno de la Ciudad renueva el bus turístico: más servicios y competencia entre dos operadores

Desde octubre, dos empresas diferentes harán recorridos distintos y competirán entre sí. Las mejoras incluyen wifi, carga para celulares, promociones y descuentos.

El Gobierno de la Ciudad adjudicó la licitación para el servicio del bus turístico a dos Uniones Transitoria de Empresas (UT) compuestas por importantes jugadores del sector de transporte del ámbito nacional e internacional.
 
Desde octubre, las nuevas prestadoras del servicio se encargarán de dos recorridos diferentes,  diseñados para que los turistas puedan descubrir lo mejor de la Ciudad en poco tiempo.
 
“Con esta medida mejorará significativamente la competitividad del servicio que el bus ofrece a los turistas. La llegada de un actor internacional también evidencia el creciente interés que Buenos Aires tiene en el sector a nivel mundial”, indicó Fernando Straface, Secretario General y de Relaciones Internacionales.
 
“Esta licitación garantiza la competencia y mejora la experiencia al viajero en pleno auge del turismo en la Ciudad. La participación de diferentes empresas, incluso algunas con experiencia en las ciudades más importantes del mundo, elevará la calidad del servicio”, explicó Gonzalo Robredo, presidente del Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires.
El pliego licitatorio adjudicado incluye una renovación en la imagen y mejoras en el equipamiento, tanto en confort para los pasajeros como en el servicio. Además, incluirán un  sistema de carga para el celular, wifi y código QR para los tickets, entre otras mejoras concretas previstas.
 
Los ómnibus también deberán serán más amigables con el ambiente que los actuales y sumarán cuestiones de accesibilidad como pantallas que explican los recorridos con lenguaje de señas. El nuevo esquema implica, además, la incorporación de un cuadro de precios con promociones y descuentos especiales que contemplen grupos y franjas horarias, por ejemplo.
 
Uno de los recorridos de los buses incluirá Recoleta, el Teatro Colón, Avenida de Mayo, Plaza del Congreso, Paseo de la Historieta, Plaza Dorrego, Parque Lezama, La Bombonera, La Boca, Puente de la Mujer y la Reserva Ecológica. El otro, en tanto, incluye la Floralis Genérica, MALBA, Planetario, Parque de la Memoria, Monumental, Campo Argentino de Polo, Monumento a los Españoles, Museo Nacional de Arte Decorativo, y también Recoleta y Teatro Colón.
Las dos UT tienen probada experiencia en el sector. Una de ellas está integrada por Rotamund SRL, Empresa General Urquiza SRL y la Empresa Transportes Sierras de Córdoba, mientras que la otra está conformada por División Industrial SA, AV&MV SRL y Condominios SA. Estas empresas, que incluyen a importantes prestadores de servicio de transportes como Chevallier y Andesmar, también realizaron convenios con empresas internacionales como Gray Line, que opera el bus turístico de Nueva York, lo que implica incorporar estándares de alta calidad.
 
La adjudicación significa el cierre de un proceso licitatorio que comenzó el 27 de junio de 2018, cuando se llamó a una primera convocatoria pública para recibir opiniones de los actores interesados en los pliegos. Luego, el llamado a licitación se publicó el 12 de octubre y finalmente, en diciembre de 2018 y en mayo de 2019, se abrieron los sobres. “Se trató de una licitación nacional e internacional de etapa múltiple, lo que implicó una doble evaluación: por un lado, los aspectos técnicos de la oferta y, por el otro, el aspecto económico. Asimismo, se realizó una audiencia abierta previa a la aprobación de los pliegos con todos los interesados, por lo que se garantizó la participación del sector y la transparencia en la licitación”, señaló Agustín Bonaveri, Director General Técnico, Administrativo y Legal del Ente de Turismo.
 
En cuanto al canon que deberán pagar las empresas, la licitación indica que será del 17% de la facturación anual de cada empresa, pero con un canon mínimo de $20.400.000 (fijo, susceptible a actualizaciones en el inicio de cada año). 
 
El bus turístico comenzó a funcionar en 2008 y se convirtió en una forma rápida y valiosa de recorrer Buenos Aires: más de dos millones de personas lo utilizaron en este tiempo. Típica atracción de una gran ciudad, en Buenos Aires ofrece la posibilidad de que el pasajero frene en un lugar y pueda disfrutar de una visita guiada, un almuerzo o la visita a un museo. Esa idea de una experiencia personalizada forma parte de la propuesta integral del Ente de Turismo de Buenos Aires.

02-07-2019

Categoria/s: Noticia