Anasagasti

Ofrece cócteles clásicos y propuestas innovadoras.
Clásicos y modernos, Clásicos y modernos,

Anasagasti  abrió sus puertas en 2016 y se esconde en una preciosa casa de tres pisos, con sillones de estilo y barras de madera. Debe su nombre al pasaje en donde se encuentra ubicado, a metros de la Avenida Santa Fe. Allí se encuentra el reconocido bartender Matías Granata, quien imaginó dos propuestas distintas: se pueden pedir los cócteles clásicos y también probar las creaciones propias, servidas en cristalería especial.