A partir del 20 de marzo de 2020 y por el Decreto 297/20, todo el país ingresó en un período de

aislamiento social, preventivo y obligatorio.

¿Qué significa?

Que no podés salir de tu domicilio o alojamiento en la Ciudad más que para aquellas actividades

previstas en cada una de las fases del plan integral de puesta en marcha de la Ciudad de Buenos Aires.

Si no cumplís con estas normas, estás cometiendo un delito.


En caso de haber viajado a un país donde circula el virus o haber tenido contacto con

algún enfermo, debés permanecer durante 14 días en aislamiento.

Y si además tenés algunos de los síntomas, llamá gratis al 107


Para más información, mandá un correo electrónico a turismo@buenosaires.gob.ar

Confitería del Hotel Castelar

Lugar elegido por grandes personalidades en las primeras décadas del siglo XX…

Es una de las clásicas confiterías de la ciudad que pertenece al Hotel Castelar, ubicado en Avenida de Mayo 1152. Fue lugar elegido por grandes personalidades en las primeras décadas del siglo XX: Carlos Gardel, Lola Membrives, Oliverio Girondo, Norah Lange, Ramón Gómez de la Serna y su esposa Luisa Sofovich, Alfonsina Storni, Jorge Luis Borges, Conrado Nalé Roxlo,  y muchas otras, además del gran Federico García Lorca, quien se alojó en el hotel, en la habitación 704, durante los seis meses en que vivió en Buenos Aires, entre el 13 de octubre de 1933 y el 27 de marzo de 1934. Desde 2003, al cumplirse 70 años de la visita del andaluz, la 704 es una habitación-museo.

Muchos de los personajes mencionados fueron consecuentes habitués de la peña Signo, que funcionó en el subsuelo del edificio donde, según Volodia Teitelboim, se realizaban reuniones “descocadas, largamente sacrílegas, que neutralizaban el tedio de la oficina y la tensión doméstica”.  El Castelar alojó también a tres presidentes constitucionales argentinos: Arturo Frondizi, Arturo Illia y Raúl Alfonsín.

Aún conserva en su decoración esos detalles de estilo que hablan del charme de una época de abundancia y de gloria. La confitería tiene mesas cuadradas cubiertas con manteles y unos bellos y confortables silloncitos vieneses. Las paredes se encuentran revestidas con mármol veteado y el solado muestra tres clases y colores diferentes de mármoles. Dos espejos enfrentados, con cristales repartidos, multiplican infinitamente la imagen. Ocho grandes vigas con aristas curvas, de a dos, surcan el cielorraso, desde donde penden ocho arañas de bronce y mármol. Varios apliques de iguales materiales realzan la iluminación.
 
La tradicional Avenida de Mayo, nacida en 1894, tiene en el Hotel Castelar a uno de sus hijos queridos, sobrio y elegante. Un verdadero clásico porteño.
 
 

DE MAYO AV. 1152

4383 5000

info@castelarhotel.com.ar

www.castelarhotel.com.ar

Café Los Galgos

Entrañable café de los hermanos Ramos, es uno de los clásicos del centro.

Café Mar Azul

Presenta un sector revestido con vidrios pintados de los que ya no quedan muchos en la ciudad...

Café Margot

Perón entró al bar para probar el sandwich de pavita del que tanto le habían hablado.

Cafe Nostalgia

En el interior, las sillas y mesas tipo Thonet y la barra de madera aportan calidez...

Café Ocho Esquinas

En “la triple frontera” porteña, el café se destaca por su famoso jamón crudo, sus especialidades alemanas y su cerveza tirada.

Café Olimpo

Inspiró su nombre en el equipo de fútbol que jugaba justo en frente…

Café Roma (Balvanera)

Café Roma (La Boca)

Un café notable que combina el estilo barrial con el anticuario.

Cafe Tabac

La historia secreta del cadáver de Eva Duarte empezó a develarse en una mesa de Tabac…

Café Thibon

La familia Thibon se dedicaba al cultivo de la vid en su Francia natal y trajo a Buenos Aires en 1935 sus conocimientos sobre el tema.

Café Tortoni

En sus mesas se sentaban personalidades como Gardel, Lorca, Borges y Cortázar.