La ciudad que vive de noche

La vida nocturna en Buenos Aires, reconocida en todo el mundo, es tan variada como intensa. ¡Descubrila!

Noches que nunca terminan

Fiesteros y bailarines aficionados, bienvenidos a su nuevo hogar. Mientras muchas ciudades se jactan de ser “la ciudad que nunca duerme”, pocas se asemejan realmente a la cultura porteña. Acá comemos tarde, bailamos hasta tarde y nos dormimos tarde.

En la capital argentina la noche es un nuevo día y la ciudad se ilumina con sus cientos de restaurantes y sus miles de barras y bares. Podrás sentarte a comer un sabroso asado, acudir a un show en vivo, acercarte a un café bailable de finales del siglo XIX, bailar en una milonga al ritmo del sensual tango y, sobre todas las cosas, deleitarte con la excelente coctelería de los bares speak easy y bailar el ritmo que te plazca hasta que tus piernas pidan un descanso.

Ajustá tu reloj

No importa la edad que tengas, en Buenos Aires deberás acostumbrarte a nuestros horarios. Los bares se llenan de vida y de gente desde las 10 de la noche; los boliches, los cuales denominamos “boliches”, desde las 2 de la mañana. Sí, es una gran idea dormir una siesta la tarde previa a salir “de joda”.

Las opciones son inabarcables. Teatro del under, cervecerías artesanales, bares sofisticados, música en vivo, noches de jazz o, por qué no también, de electrónica bajo el ala de DJs internacionales. Lo único que no se negocia es la apertura a conocer nuevas personas. Nos caracterizan las salidas en grandes grupos y siempre prevalecerá la premisa “cuantos más, mejor”. Así que siempre que puedas traé a un amigo y, aún más importante, una botella de Fernet bajo el brazo, el licor amargo que los argentinos adoramos mezclar con cola.

Hacia dónde ir

Palermo es el barrio con la mejor “movida” de bares y boliches, con posibilidades para todo tipo de gustos e intereses. En Costanera Norte se ubican la mayoría de los boliches grandes; en la Avenida Corrientes está el circuito teatral comercial -un clásico es disfrutar de una obra para luego ir a comer una pizza sobre la avenida 9 de Julio- y también una gran cantidad de librerías. Los fanáticos del tango podrán presenciar shows en las zonas céntricas de la Ciudad y, para los más osados, las milongas de San Telmo, Constitucion, Palermo y Villa Crespo retarán a valientes a mostrar sus dotes en el género del 2x4.